¿Es cierto que fumar es malo también para el dolor de espalda?

¿Es cierto que fumar es malo también para el dolor de espalda?

Los estudios científicos han demostrado que el efecto nocivo del tabaco sobre el riesgo de padecer dolor de espalda se mantiene con independencia del nivel sociocultural, y su influencia se intenta explicar por los siguientes motivos: 1) La irrigación del disco intervertebral. Ya en condiciones normales, en un individuo sano, el núcleo pulposo no tiene irrigación y la envuelta fibrosa recibe poca sangre. En el fumador, la circulación es peor y podría empeorar todavía más la irrigación de la envuelta fibrosa, lo que podría acelerar su degeneración o facilitar su lesión. 2) La tos. El fumador suele toser más que el no fumador. La tos aumenta la presión en el […]

La realidad del sudor y la pérdida de peso

La realidad del sudor y la pérdida de peso

Comúnmente se tiene la falsa creencia de que para adelgazar hay que sudar, pero en realidad las funciones del sudor son regular la temperatura y eliminar toxinas. Cuando hacemos ejercicio o nos exponemos a ambientes calurosos nuestra temperatura corporal aumenta bien por las reacciones químicas  para la producción de energía o por la exposición directa a una fuente de calor exógena. Una  vez que incrementamos la temperatura a un nivel que dificulte el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo empezaremos a sudar y con ello se empapa nuestra piel, actuando como un radiador ya que el agua transmite la temperatura 25 veces más rápido que el aire, la sangre de los […]

Cómo aparece el dolor de espalda

Cómo aparece el dolor de espalda

El dolor de espalda aparece y se mantiene mediante un mecanismo neurológico: Se activan unas fibras nerviosas concretas -conocidas como Ad y C, o “sensibles a la capsaicina” o “nervios del dolor”-. Su activación causa dolor y desencadena inflamación y contractura muscular. Se constituye un círculo vicioso porque la inflamación y la contractura muscular mantienen activados los nervios del dolor. Existen estudios científicos que demuestran que si la activación de las fibras Ad-C dura el tiempo suficiente, se ponen en marcha mecanismos bioquímicos que pueden perpetuar su activación indefinidamente. En esa situación, el dolor se mantiene aunque desaparezca la causa que inicialmente lo desencadenó. Este mecanismo neurológico que causa el […]