El dolor de espalda en el deportista

En general, el deporte es conveniente y recomendable para la espalda y para la salud general. Sin embargo, algunos deportes aumentan el riesgo de padecer dolores de espalda, especialmente si se practican de forma intensa o competitiva. Esencialmente, son aquellos que: 

a) Obligan a realizar movimientos de flexo-extensión de la columna, especialmente con carga, torsión brusca o mantenida

b) Someten la columna a vibraciones

c) Tienden a desarrollar más la musculatura de un lado que la del otro, generando así a la larga un desequilibrio en la dinámica de la columna, en su reparto de cargas e incluso en su estática.

Sin embargo, la realización de un programa de ejercicios que desarrolle adecuadamente la musculatura de la columna y la utilización de un material deportivo adecuado puede disminuir el riesgo que suponen algunos deportes.

En la EEDE (www.eede.es) nuestros equipos multidisciplinarios trabajan para valorar, analizar y estudiar a cada deportista para buscar las soluciones concretas e individualizadas para cada caso.

Dr. Mario Gestoso
Director Médico de la EEDE

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn