La Espondilolistesis: desplazamiento vertebral

Consiste en un deslizamiento de una vértebra sobre otra. Existen dos tipos según se deslice hacia adelante (“anterolistesis”) o hacia atrás (“retrolistesis”), y se clasifica en cuatro grados en función del grado de desplazamiento.

 

Cómo se produce:

Lo más frecuente es que sea una complicación de una espondilolisis previa, al separarse los dos trozos separados de la lámina de la vértebra.

En otros casos, la articulación facetaria en un segmento concreto (habitualmente la cuarta o quinta lumbar) que la hace tener un tamaño distinto a la de los demás segmentos, por lo que la vértebra no queda alineada con las demás. Ese distinto tamaño puede deberse a una malformación de la articulación o a su desgaste. En el primer caso, la espondilolistesis se observa desde la infancia, en el segundo, la vértebra se va deslizando a medida que el sujeto envejece y la articulación se va desgastando.

En otros casos, la causa es un accidente o traumatismo importante, que causa el desplazamiento de la vértebra, con o sin fractura.

A veces, a lo largo de los años el grado de deslizamiento puede ir progresando.

Mario Gestoso

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn