Seis recomendaciones para trabajar con el ordenador

Aunque en los últimos años en la prevención del dolor de cuello y espalda tiene un papel más importante la actitud activa y la práctica de ejercicio físico adecuado, las buenas posturas en la vida diaria siguen siendo recomendables para mantener una espalda sana. En esta ocasión, vamos a ver cómo trabajar con este artilugio que se ha hecho indispensable en el siglo XXI; el ordenador.

Estas son las recomendaciones de la Escuela Española de la Espalda:

  • La pantalla tiene que poderse orientar e inclinar. Debes situarla a unos 45 cms. de distancia, frente a los ojos (no a izquierda ni derecha) y a su altura, o ligeramente por debajo.
  • El teclado debe estar bajo, para no levantar los hombros, o debes poder apoyar los antebrazos en la mesa. La elevación del teclado sobre la mesa no debe superar los 25º.
  • Si es posible, la iluminación debe ser natural, y en todo caso se deben evitar los reflejos en la pantalla.
  • Las muñecas y los antebrazos deben estar rectos y alineados con el teclado, con el codo flexionado a 90º. Puedes utilizar también un reposa manos de al menos 10 cm. de profundidad para reducir la tensión estática.
  • Si usas prolongadamente el ratón, alterna cada cierto tiempo la mano con la que lo maneja.
  • Coloca en un radio de 75 cms. los objetos que utilices frecuentemente, como el teléfono y el teclado, y a más distancia los que utilices menos a menudo, como las unidades de almacenamiento o la impresora. Así, te obligarás a cambiar de posición cada cierto tiempo.

 

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn