Dolor de espalda por el estrés

Dolor de espalda por el estrés

El estrés es sin duda uno de los grandes males de nuestra sociedad. Y también podría interferir en el dolor de espalda, concretamente en la coordinación de los distintos grupos musculares que participan en el funcionamiento de la espalda. Dolor de espalda y estrés. En condiciones normales, los distintos grupos musculares que participan en el funcionamiento de la espalda, como los abdominales y la musculatura paravertebral se coordinan entre sí para mantener una postura o conservar el equilibrio en el movimiento. Esta coordinación depende de reflejos nerviosos. El estrés podría afectar la coordinación de estos reflejos. Provocando que la musculatura se contrayera inadecuadamente o a destiempo, lo que facilitaría su […]

La silla de oficina

La silla de oficina

Pensando en la salud de la espalda, las sillas ergonómicas son las más recomendables para una oficina, ya que buscan adaptar el producto a las necesidades del ser humano. Una silla ergonómica proporciona soporte en la espalda y en la región lumbar para evitar lesiones a las personas. Existen cuatro criterios ergonómicos a considerar al elegir una silla de trabajo respecto a las partes que la componen: El asiento Debe ser lo suficientemente amplio para que la persona pueda sentarse cómodamente en él. Se recomienda que tenga un ancho de 40 a 50 centímetros y que sea acolchado. Debe tener una palanca de ajuste neumático para regular la altura, de forma que […]

Seis recomendaciones para trabajar con el ordenador

Seis recomendaciones para trabajar con el ordenador

Aunque en los últimos años en la prevención del dolor de cuello y espalda tiene un papel más importante la actitud activa y la práctica de ejercicio físico adecuado, las buenas posturas en la vida diaria siguen siendo recomendables para mantener una espalda sana. En esta ocasión, vamos a ver cómo trabajar con este artilugio que se ha hecho indispensable en el siglo XXI; el ordenador. Estas son las recomendaciones de la Escuela Española de la Espalda: La pantalla tiene que poderse orientar e inclinar. Debes situarla a unos 45 cms. de distancia, frente a los ojos (no a izquierda ni derecha) y a su altura, o ligeramente por debajo. […]